Cooperación Triangular para El Salvador: complemento para la horizontalidad

COOPERACIÓN TRIANGULAR EN EL SALVADOR:

El Salvador ha buscado aprovechar el potencial de la Cooperación Triangular para llevar a cabo programas, proyectos y actividades de planificación conjunta, basado en el establecimiento de relaciones de colaboración entre iguales.

En ese marco, la Cooperación Triangular en El Salvador parte de un enfoque estratégico mediante el cual se avanza en la proyección de acciones tendentes a fortalecer y promover las iniciativas nacionales de Cooperación Sur-Sur vigentes y en gestión, apoyandose de criterios prácticos como:

  • La ampliación de capacidades nacionales a través de la cooperación técnica.
  • El direccionamiento a todos los sectores y ámbitos del desarrollo nacional.
  • La articulación con las demandas y necesidades de los países de desarrollo similar o relativo.
  • Relaciones abiertas con diversos Socios para el Desarrollo.
  • Apuesta por la eficiencia en el uso de los recursos de cualquier tipo.
  • El aporte de recursos humanos formados, experiencias propias institucionales,  tecnologías apropiadas y recursos en especies.
  • La promoción del liderazgo por parte de los países receptores en los esquemas de Cooperación Triangular.
  • Cooperación Triangular como complemento a las dinamicas horizontales de los países del Sur.

​A partir de lo anterior, El Salvador ha direccionado a la Cooperación Triangular como un complemento a la horizontalidad, con aras de dinamizar y consolidar su rol como actor con rol dual en la Cooperación para el Desarrollo (actor receptor y oferente de cooperación técnica).

Es así como por ejemplo en la actualidad, bajo esta modalidad se han generado procesos de intercambio de experiencias con países de la región como República Dominicana, con quién se posee el proyecto: "Transferencia de la experiencia salvadoreña para la adaptación del modelo SBDC en los Centros de Apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas de República Dominicana", el cua se instala en una asociación triangular con el Reino de España, producto del Programa de Cooperación Triangular El Salvador-España hacia terceros países. 

En este mismo marco de colaboración, se poseen otras iniciativas de Cooperación Triangular con Socios para el Desarrollo como Costa Rica, Bolivia, Belice, entre otros.

Dentro de esta dinámica, a su vez se puede mencionar otras iniciativas sustanciales a nivel de la Cooperación Triangular en donde el país ha sido actor receptor y ha liderado procesos de desarrollo social, como el proyecto de Cooperación Triangular El Salvador-Chile-Alemania: "Transferencia de metodologías para desarrollar estrategias y emprendedurismo en El Salvador".

Sin lugar a dudas, la modalidad de la Cooperación Triangular ha sido determinante para nuestro país en su actuar y participación como actor con rol dual, ya sea en una formula o iniciativa en calidad de receptor u oferente. Para nuestro país lo esencial de la Cooperación Triangular, es acompañar y reforzar los principios inherentes en las asociaciones horizontales que permite la Cooperación Sur-Sur, estas son: solidaridad, reciprocidad, equidad y hermandad entre las Partes.

COOPERACIÓN TRIANGULAR EN EL CONTEXTO IBEROAMÉRICANO:

El Salvador ha demostrado un rol participativo en el marco de los trabajos del Programa Iberoaméricano para el Fortalecimiento de la Cooperación Sur-Sur de la SEGIB, a partir de la coordinación de Seminarios-Talle que han tenido lugar en el país (2012, 2014, 2015), los cuales han sido determinantes para el diseño y construcción colectiva de herramientas como la ahora Guía Orientadora para la Gestión de la Cooperación Triangular en Iberoamérica.

Para consultar el contenido de la Guía Orientadora para la Gestión de la Cooperación Triangular en Iberoamérica, puede ingresar al siguiente link de acceso directo:

http://www.cooperacionsursur.org/images/docs-programa/doc-8-PIFCSS-guia-ct-2015.pdf